6 trucos para un gazpacho y un salmorejo perfectos

gazpacho 2

Llega el verano y con él el calor, y lo que apetece ahora son platos frescos y ligeros. Uno de los más populares es el gazpacho: una receta sencilla además de saludable. Este y el salmorejo son dos de los platos más apreciados por los españoles cuando llegan las altas temperaturas. Aunque ambas recetas no tienen demasiada complicación, os dejaremos algunos trucos populares para que su sabor sorprenda a todos tus invitados. Los restaurantes Santana, TATEL y Horno de Juan preparan un salmorejo que te transportará a tierras cordobesas, y Julián de Tolosa y El Almirez preparan unos grandes gazpachos de Madrid. En Barcelona en The Terrace o Santa Clara puedes disfrutar de un buen salmorejo y en IMPAR y Café Kafka un increíble gazpacho.

Tres consejos fáciles para un gazpacho de 10
  1. Obviamente es clave utilizar productos frescos y de buena calidad. La base es el tomate, el ingrediente principal. Escoge piezas de temporada y bien maduras. En cuanto al tipo de tomate, con el tomate pera no fallarás. Esta variedad tiene la piel más fina, es menos ácido y más dulzón. Aunque por supuesto, depende del gusto de cada uno. Tomate, sal, aceite, vinagre, pepino, pimiento, cebolla, ajo y pan, rechazando otros experimentos e ingredientes diferentes.
  2. Déjalo reposar. Una vez picados los ingredientes, coloca el pan (si lo tienes en tu receta) en el fondo del recipiente y el resto por encima. Echa una pizca de sal para que el tomate suelte su jugo y empape el pan. Una vez hecho esto, deja reposar el gazpacho en la nevera sin triturar un mínimo de 10 horas. Así se habrán mezclado bien los sabores antes de triturarlo. ¡Y a reposar de nuevo! A la nevera y a descansar al menos 8 horas y estará listo para comer.
  3. El aderezo, al final. El aceite es importante incluirlo una vez los ingredientes ya estén triturados, puesto que para esta receta no interesa que emulsione tanto como ocurre con el salmorejo. Y para gustos ¡los sabores! Es una pena probar el resultado final y que haya quedado demasiado fuerte, o demasiado suave. Por eso, el vinagre y la sal, se echan poco a poco hasta conseguir la intensidad deseada. Aunque para algunos pueda ser un sacrilegio, otros apuntan que un ligero toque de comino puede realzar el sabor sin tapar el del tomate, pero por supuesto esto es algo personal.
Tres consejos fáciles para un salmorejo de 10
  1. Cuida los ingredientes. De nuevo, es importante saber elegir los productos con los que vamos a trabajar. Los tomates se pueden elegir de igual manera que para hacer gazpacho. También puedes mezclarlos con tomates en rama. Juntos conseguirán sabor intenso y el rojo característico de este plato. El aceite, como en la receta anterior, de oliva virgen extra. En el salmorejo el pan es casi tan importante como el tomate. El pan perfecto para un salmorejo exquisito es el pan de telera: típico cordobés, dorado y crujiente y con una miga blanca y suave.
  2. Ni demasiado espeso, ni demasiado líquido. Cuela y tritura los ingredientes cuidadosamente hasta conseguir una crema homogénea. Como los ingredientes se cortan y se echan con piel y pepitas, es necesario hacer este proceso a conciencia. No es un gazpacho que siempre es más líquido,  pero tampoco puede ser un mazacote.
  3. Es muy importante una buena guarnición. Deja reposar en la nevera el salmorejo triturado para que se mezclen bien los sabores y lo tendrás listo para servir pasadas unas horas. Acompaña este plato con unos huevos duros desmenuzados y un jamón de calidad. ¡Sorprenderás a todas tus visitas!

Y tú ¿tienes algún otro secreto para hacer estos maravillosos platos?

2 Comments

  • Responder junio 25, 2018

    JULIO

    Nunca un plato tan sencillo fue tan celebrado. ¿Será porque nos recuerda al verano, las vacaciones, la buena compañía?

    ah, por cierto, yo mejor sin comino.

    Saludos

    • Responder junio 25, 2018

      Adrián Díez de la Puente

      ¡Gracias por el comentario Julio! Es probable que nos recuerde a esos buenos momentos veraniegos, aparte de ser delicioso, por supuesto.

      Un saludo.

Leave a Reply