7 mitos falsos para adelgazar

Mitos falsos

Con el verano a la vuelta de la esquina, son muchos a los que les entran las prisas para perder peso y adelgazar en tiempo récord. Para conseguirlo, recurren a dietas cargadas de mitos falsos y recomendaciones nutricionales que en lugar de ayudarles a bajar esos kilos, fomentan una mala alimentación. Y lo peor de todo: el efecto rebote.

A continuación vamos a detallar cuáles son estos mitos y cuáles son las soluciones reales y duraderas.

Mito 1: Comer lo mismo, pero reducir la cantidad.

Si lo que deseamos es perder peso, reducir la cantidad de algunos alimentos de nuestras comidas diarias (pan, dulces, bollería, grasas saturadas) puede ser lo correcto, pero generalizar con toda la comida no sirve. Para adelgazar hay alimentos que siempre deben permanecer en nuestra dieta en cantidades abundantes, ya que su consumo no afecta al aumento de peso. Por ejemplo: verduras y hortalizas (al menos 2 raciones al día), frutas (3 raciones al día),  carnes y pescados (2-4 raciones a la semana), huevos (3-4 raciones a la semana), leche y derivados (2-4 raciones al día).

Mito 2: Saltarse una comida ayuda a perder peso

Nada más lejos de la realidad. Al eliminar una comida, nuestro organismo produce más insulina provocando que éste tenga más necesidad de alimentarse, más ansiedad, más hambre y menos control del apetito. Por lo tanto, en la próxima comida se consumiría más cantidad de la recomendable o se podría producir un “atracón de comida” contraproducente.

La clave está en no saltarse ninguna comida y mantener el organismo siempre activo, picando entre horas alimentos sanos como fruta o frutos secos, ya que son saciantes y contienen un gran aporte energético que nos ayuda a no tener un hambre voraz al llegar a las comidas principales del día.

Mito 3: Todos los tipos de grasas engordan

Asociar la palabra “grasa” con “engordar” es uno de los mayores mitos falsos. Las grasas saturadas consumidas con moderación no afectan al peso, las que sí lo hacen son las grasas trans, las cuales aumentan el colesterol, elevan el riesgo de infarto, diabetes y obesidad. Las encontramos en la bollería industrial, hamburguesas fast food, palomitas, pizzas congeladas, helados, donuts o salsas y sopas de sobre, entre otros.

Aunque es una de las mayores preocupaciones a la hora de perder peso, lo que hace que ganemos kilos no son las grasas sino el exceso de calorías. Estas calorías pueden proceder tanto de grasas como de proteínas o hidratos de carbono. La grasa es necesaria con moderación, e incluso puede ayudar en la reducción de peso porque resulta más saciante. Ejemplos de ello son el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o el aguacate.

Mito 4: Para adelgazar hay que eliminar los postres

Otro mito falso. Privarse de todos los alimentos que nos encantan debido a que no ayudan a perder peso, solo producirá ansiedad y necesidad de consumirlos aún más. En una dieta variada también hay espacio para estos alimentos , tan solo tienen que ser consumidos de manera moderada y procurando que esas calorías se gasten posteriormente.

Mito 5: Menos calorías, menos peso

Mito falso. Muchos consideran que al comer menos, el organismo no almacenará grasa, pero la realidad es que esto puede provocar que el metabolismo vaya mucho más lento y una reducción de la masa muscular. Lo que se debe hacer es comer los alimentos necesarios para contar con energía para nuestro cuerpo, maximizando el beneficio de las calorías consumidas con productos saludables y ricos en nutrientes.

Mito 6: Beber mucha agua adelgaza

El agua no disminuye la cantidad de grasa del cuerpo. Sin embargo, si se sustituye el agua por refrescos calóricos, entonces sí empezaremos a notar los cambios, ya que el agua contiene cero calorías.

Mito 7: Acostumbrarse a pasar hambre

Para realizar una dieta, no hay que hacer sacrificios. Todo consiste en fuerza de voluntad y constancia para cambiar la rutina alimentaria. Ninguna dieta debería estar basada en hacer pasar hambre a quien la sigue, y si es así, solo estará dañando al organismo.

¿Conocíais alguno de estos mitos falsos?

Cada plato es un mundo, y a mí me apasiona viajar. Los que me conocen dicen que hago demasiadas preguntas, por eso estudié Periodismo y escribo sobre gastronomía, para escuchar al paladar. La cerveza clara y el chocolate espeso.

3 Comments

  • A partir de los 45 años, la salud no es gratuita. La calidad de vida que uno quiere, depende de dos variables importantes: sacrifico y esfuerzo.
    Sacrificio para comer lo que se debe de comer y no todo lo que uno quiera y esfuerzo, para hacer ejercicio fisico o deporte. Los mitos erroneos que habeis descrito me parecen perfectos, salvo el ultimo en el que una dieta no debe de suponer sacrifico, ya que la fuerza de voluntad y la constancia, se sustentan precisamente en el sacrifico. Y quien no se sacrifica, no consigue el objetivo final de una buena alimentacion, que no es ni mas ni menos, que “aprender a comer”. Todas las dietas son mentira, incluso las que pongo yo. La unica dieta valida, sobre todo para los mayores de 60 años es la del PP : plato pequeño y aprender a comer.
    Dr. Gonzalez . El transistor. Onda Cero.

  • Responder junio 5, 2017

    Verónica Rioja

    Hola Lucio,
    En el Mito 5 me refiero a que reducir las calorías drásticamente y comer menos no es la solución ideal para perder peso, al menos si se desea mantenerlo a largo plazo. Recortando las calorías diarias en exceso se podría provocar una ralentización del metabolismo, lo que desembocaría en un menor gasto calórico. Es decir, el cuerpo se adapta a esta nueva situación en la que se ingieren muy pocas calorías y pone en marcha una serie de mecanismos de defensa que evitan perder más grasa.
    La clave está en ingerir las calorías adecuadas y necesarias para contar con energía, y a través de la actividad física, quemarlas.

  • Responder junio 4, 2017

    Lucio

    Hola! Menos calorías=menos peso, no es un mito. En verdad acabo de adelgazar 12kg en 3 meses sin pasar hambre pero limitando cantidad. Si no disminuyes las calorías no adelgazarás, por más gimnasio que hagas.

Leave a Reply