¡Atrévete con el DIY en la gastronomía!

DIY en la gastronomía

La tendencia DIY (Do it yourself o hazlo tú mismo)  lleva varios años arrasando en todos los ámbitos, desde el textil a los muebles y por supuesto en la gastronomía. La vuelta a lo artesanal y a lo casero es una realidad, como hemos hablado en el pasado, y por ello, además de la crisis, aparece el DIY en la gastronomía. Todos queremos cuidarnos, conocer la procedencia y la composición de los alimentos que tomamos y si es posible al mejor precio.
Esto se ve reflejado en un afán por hacer las cosas nosotros mismos, para asegurarnos que lo que vamos a tomar es seguro y de calidad, además de la satisfacción del trabajo bien hecho y el ahorro económico.

El problema principal es el tiempo que hay que invertir para poder cultivar o crear esos alimentos tú mismo, que en muchos casos hace que no sea tan fácil poner estas ideas en práctica. Algunos ya se han dado cuenta y están intentando solventar ese escollo. Es el caso de iniciativas como esta que te permite cultivar tus propias setas, o bien tus propios brotes o incluso tus propias frutas o quesos que puedes tener listos en apenas una hora en tu cocina, sin necesidad de mucho espacio ni grandes recursos ni herramientas.

Las nuevas tecnologías permiten en buena medida el DIY en la gastronomía gracias a sencillas recetas en vídeo poder hacer también tu propio pan o incluso adentrarte en el mundo de la cerveza y empezar a hacer tu propia bebida, una tendencia muy extendida que llega desde Estados Unidos y que lleva ya años en nuestro país, con las cervezas artesanales. Incluso para aquellos que quieran introducirse en la gastronomía creativa y sentirse Ferran Adrià por un día ofrecen estos packs para poder poner en práctica tus primeras esferificaciones, geles o probar a hacer tu propio Martini sólido.

¿Te atreves a remangarte y hacer alguno de estos alimentos por ti mismo? ¡Enséñanos el resultado!

 

Estudié Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Foodie y gourmet, las dos cosas a la vez. Lo mío es el marisco, los chuletones, la cocina creativa y los restaurantes que también tienen carta de cervezas, aunque termine pidiendo vino.

Be first to comment