CAFE DE ORIENTE

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Si hay algo típico en Madrid es la clásica estampa de la Plaza de Oriente en el Madrid de los Austrias, en donde se reúnen el Palacio Real, la Ópera, y el café más famoso de la capital que toma su nombre del esta plaza, el Café de Oriente.

El edificio que lo alberga, tiene también historia como sus vecinos. Fue construido sobre los restos del Convento de San Gil, que data del S. XVII, del que aún se conservan dependencias conventuales que constituyen hoy en día los salones del restaurante del Café de Oriente (se pueden ver bajo un suelo de cristal muchos de los restos). En el siglo XIX se levantó el actual inmueble, que guarda el encanto de su café original, rehabilitado por el Grupo Lezama en 1983.

Y hacemos un parón aquí para dedicar unas líneas al padre Luis Lezama, sacerdote, periodista y hostelero. Nacido en Álava, fue en Chinchón donde inició su labor pastoral y social con especial atención a la juventud marginada a la que dio acogida, formación y trabajo. No en vano, fue popularmente conocido como el “Cura de los maletillas” por sus actividades a favor de los jóvenes aprendices de toreros a los que abrió su casa como albergue.

Después crea con esta misma finalidad de ayudar a la juventud, el Grupo Lezama, iniciado con la apertura en Madrid de la primera Taberna del Alabardero en 1974. Lezama, movido por la inquietud de formar a jóvenes sin recursos y asesorado por un grupo de cocineros y amigos como Genaro Pildain, Juan Mari Arzak y Patxi Bericua (primer chef que tuvo la Taberna de Madrid), puso entonces la primera piedra sobre la que hoy se sostiene un sólido grupo empresarial.

La inquietud social y formativa se vinculaba así a la empresarial. Y hoy día, tras más de tres décadas, el Grupo Lezama se compone nada menos que de una Fundación, tres escuelas de hostelería, dos hoteles, servicios de catering a nivel nacional y destacados restaurantes como la Taberna del Alabardero de Madrid, Marbella, Washington, Seattle y Sevilla además del emblemático Café de Oriente de Madrid que hoy nos ocupa.

Dicen “creamos experiencias a medida con la alta gastronomía como herramienta y el gusto por la excepcional como norma. Cada cliente es único para nosotros. Con sus necesidades, objetivos y aspiraciones Café de Oriente diseña una experiencia a medida y singular, para lo que contamos con un equipo altamente experimentado y multidisciplinar que cubre todas las necesidades que genera un evento. Todos los servicios de decoración y puesta en escena necesarios”.

El Café de Oriente se divide en varias estancias. La zona de café, el restaurante y las terrazas, donde ofrecen su espléndida carta. Como entradas encuentras una ensalada de bacalao y patata confitada, ali-oli suave de miel, brotes y flor de calabacín con brandada, taco de bacalao y mollejas crujientes de lechal con crema de purrusalda al humo, gratín de verduritas frescas y bogavante del cantábrico y chips de patata violeta o el txangurro gratinado a la Donostiarra. Entre los segundos, clásicos pescados y carnes elevados a la alta gastronomía: lomo de bacalao Skrei braseado a la Bizkaina con sus callos, taco de bacalao Skrei con txipirones rellenos y en su tinta, merluza a la Ondarresa con almejas del Cantábrico, suprema de lubina salvaje con puerritos tiernos y los primeros trigueros.

Para los que prefieran carne, encuentran gran variedad entre el muslo de pintada rellena de hongos y foie, pudding de tubérculos de invierno, callos y morros estofados a fuego lento y sus garbanzos, T-Bone de Ibérico con cremoso de chirivías y zorzas, Zancarrón de ternera de Ávila al chilindrón con puré trufado de patata asada, o un solomillo de carne roja a la sartén con setas salteados.

Elaborados y exquisitos los postres, como el hojaldre de ruibarbo y frambuesas en sartén, helado de mantecado, bizcocho caliente de chocolate y helado de ron-pasas o crema tibia de plátano, chocolate y arroz inflado. La bodega por otra parte extensa, con una extensa selección de denominaciones de origen.

Un entorno increíble para una gastronomía de primera y con una filosofía única.

 

Plaza Oriente, 2 28013 Madrid
915 47 15 64

3 Comments

  • Responder marzo 15, 2012

    Luis

    Excelente todo. Es la primera vez que vamos a la zona de restaurant nos quedamos encantados. Seguro que repetiremos otra vez.

  • Responder marzo 15, 2012

    Laura

    parada gastronomica imprescindible en este entorno tan agradable

  • Responder marzo 14, 2012

    LolesG

    La terraza es una opcion genial para hacer una parada mientras das un paseo por el centro de Madrid, sin duda un marco incomparable! aunque los precios sean un tanto desorbitados, claramente merece la pena.

Leave a Reply