Las 8 claves para hacer un cordero asado perfecto

cordero asado perfecto

El cordero asado es sin duda uno de los platos más tradicionales y sabrosos de la Navidad, y por eso se ha convertido en indispensable de las celebraciones, especialmente en estas fechas. Como ocurre con casi todas las recetas tradicionales, existe una gran cantidad de versiones diferentes, y es que cada maestro tiene sus trucos para darle un toque personal, y cada comensal su propio gusto, lo que hace que se decante por una u otra versión del plato. Sin embargo, si en algo coincidimos todos es en esa imagen arquetípica de cómo debe ser un cordero, y por ello os dejamos con nuestras 8 claves para cocinar el cordero asado perfecto, y sorprender así a todos tus invitados.

8 claves para hacer un cordero asado perfecto
  1. El cordero ha de quedar dorado y crujiente por fuera. Por dentro tiene que ser tierno y jugoso, que esté cerca de deshacerse en la boca.
  2. Frotar el cordero con un poco de manteca y ajo antes de empezar a asarlo ayudará a reforzar su sabor. Si no te gusta el sabor de estos ingredientes, puedes reemplazarlos por una cucharada de aceite de oliva.
  3. El tiempo es uno de los factores más importantes. Ha de hacerse lento, entre 3 y 4 horas a una temperatura cercana a los 150º.
  4. Subir la temperatura hasta los 200º la última media hora hará que sea crujiente por fuera.
  5. Para hacer una salsa potente y concentrada es necesario mantener húmedo el horno en todo momento y se irá haciendo con los jugos que suelta el cordero. Para ello hay que cubrir con agua el fondo del recipiente en el que cocinaremos el cordero.
  6. Hay que estar atento al cordero, dándole la vuelta cada 30 minutos y regando el cordero con el jugo que suelta.
  7. Añadir una cucharada de vinagre y la sal cuando falten 45 minutos para que termine de asarse. La sal, cuanto más tarde, mejor.
  8. El cordero se puede acompañar con patatas asadas y también con una ensalada verde. Si queremos hacer un primer plato un consomé o una crema ligera son buenas opciones.

¿Cuáles son vuestros secretos para hacer un cordero asado perfecto?

Estudié Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Foodie y gourmet, las dos cosas a la vez. Lo mío es el marisco, los chuletones, la cocina creativa y los restaurantes que también tienen carta de cervezas, aunque termine pidiendo vino.

6 Comments

  • Responder enero 7, 2017

    Andrew Spencer

    Este artículo está bien, pero falta dimensionar ciertas cosas.

    a) El tamaño/peso de la pieza? Los tiempos son aplicables a piernas de cabrito o paletillas de lechal? O a piezas enteras y grandes.
    b) La temperatura de 150ºC…horno convencional o asistido por ventilación?
    c) Hay que tapar con papel de aluminio o dejar destapado?

    Yo hice 6 piezas en el horno y tuve que sacarlas a las 2.5 horas y acortar los tiempos mencionados aquí. Las piernas estaban algo secas, las paletillas muy bien. Usé horno con ventilación y a 150, sin tapar. La verdad es que estaban bastante tostados sin subir a 200º. Ah, y tuve que añadir un vaso de agua unas 4-5 veces. Creo que la próxima vez probaré tapar en toda la cocción a 150, y luego destapar para el golpe de calor.

    Adrián, agradecería tus comentarios al respecto. Gracias!

    • Responder enero 9, 2017

      Adrián Díez de la Puente

      Buenos días Andrew,

      Muchas gracias por el comentario, nos encanta que probéis las recetas y consejos que os traemos al blog.

      a) Los tiempos son aplicables a piernas o paletillas, no a piezas más grandes. Cuanto más grandes sean más tiempo requerirán.
      b) Es indiferente, aunque cuando más calor haga dentro del horno, menos tiempo necesitará.
      c) Siempre debe dejarse destapado.

      Es importante mantener hidratado continuamente (revisar cada 20-30 minutos) con los jugos que va soltando el propio cordero, para que se haga suave y quede bien tierno.

      Los tiempos pueden oscilar también en función del tamaño como hemos indicado arriba.

      ¡Un saludo y muchas gracias por el comentario!

  • Responder diciembre 19, 2016

    MARIA

    A mi me queda siempre buenísimo…y no es falta de modestia, es que son muchos años de cocinar.
    Siempre pongo la pata o la paletilla sin ningún corte, para que no se escapen por ahí los jugos. La sazono con sal y pimienta y pongo en la fuente del horno una base de cebollas cortadas en juliana, patatas a rodajas de medio cm. y ajos sin pelar. Todo también sazonado con sal y pimienta y con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Encima la pata o la paletilla y al horno a 150º.(no le pongo agua y el aceite lo he echado por las patatas y las cebollas, pero no por el cordero). A mitad de cocción un buen chorro de vinagre de vino tinto, sobre el cordero.
    Queda perfecto, jugoso y las patatas se hacen de maravilla así como las cebollas y los ajos, y como suelta jugo, desglaso la bandeja con agua hirviendo y queda una salsa estupenda.

  • Responder diciembre 19, 2016

    Juan

    Yo le añado el zumo de un limón al litro y pico de agua (para un cordero entero) con el que lo riego.

  • Responder diciembre 18, 2016

    Manuel

    Me encanta la cocina y si pudiera me encantaría hacer un curso de alta cocina en algún sitio como “Cordón bleu”…
    El cordero asado…yo le unto ajo y le salo antes de meterlo al horno previamente calentado a 150 grados…
    Hago un mejunje con agua, una pastilla de caldo de carne, aceite (muy poco) y vino blanco y lo voy rociando al cordero mientras se hace lentamente…lo más importante…el cordero tiene que ser imprescindiblemente “lechal”. Le acompaño con unas cebollitas francesas que le añado cuando queda 1 hora de asado.

    • Responder diciembre 19, 2016

      Adrián Díez de la Puente

      Muchas gracias por el comentario Manuel. Nos gusta mucho la idea de las cebollitas francesas, la próxima vez la utilizaremos. Un saludo.

Leave a Reply