7 películas para descubrir la relación entre cocina y cine

cocina y cine

No es ningún secreto que la gastronomía está de moda. En los últimos años han aparecido diferentes realities y programas de televisión que retratan la vida en la cocina y los restaurantes. Sin embargo, ya existían piezas audiovisuales que combinaban cocina y cine. En la gran pantalla hemos visto muchas referencias e incluso películas centradas en la cocina, aquí os dejamos una selección con algunas que nos encantan.

Cocina y cine: Películas de habla inglesa

  • El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante” es una película de 1989 dirigida por Peter Greenaway. En ella cuenta la historia del dueño de un restaurante, con unos modales un tanto cuestionables, que trata a todo aquel que le rodea como un ser inferior. Sus desagradables comentarios hacia su mujer y los crueles comportamientos en el trabajo hacen que sus empleados e incluso los clientes lo consideren un local desagradable. La música de Michael Nyman nos conduce a la perfección a lo largo del film. Por otra parte, el diseño de vestuario viene de la mano del reconocido diseñador Jean Paul Gaultier. En este largometraje se muestra cómo es posible que un restaurante pueda llegar a hundirse en la miseria por la mala gestión y la mala imagen que proyecta.
  • Una novela que habla sobre cómo ciertas comidas pueden influir en las vidas de las personas es “Chocolat“, que también tuvo su adaptación homónima en el cine, dirigida por Lasse Hallström. En ella, una mujer y su hija pequeña llegan a vivir a un pequeño pueblo de Francia, donde montarán una chocolatería. El aire fresco que traerán las dos nuevas habitantes será amado por unos y odiado por otros, sin embargo, su chocolate no dejará indiferente a nadie. La delicadeza y el amor con el que preparan sus recetas se refleja en el gusto con el que sus clientes degustan las especialidades de la chocolatería. Triángulo de chocolate con guindilla, trufas o galletas de coco sin refinar son algunos de sus mejores dulces.
  • También la ficción se ha atrevido con la cocina. El reconocido director Tim Burton consiguió con “Charlie y la fábrica de chocolate” que el sueño de muchos fuera nadar en un lago de chocolate, o mascar un chicle con el sabor de un menú completo. Aquí existe una fábrica no apta para diabéticos que tiene como objetivo conseguir lo inimaginable con recetas de dulces y chucherías.

  • El vínculo entre la comida y los orígenes de las personas se refleja en la película de animación “Ratatouille“. Ya el propio nombre del film hace referencia a un receta tradicional francesa, que aparecerá justo en el momento adecuado para resolver la trama. Este plato típico de La Provenza, está elaborado con diferentes hortalizas guisadas (tomate, ajo, pimiento morrón, cebolla, calabacín y berenjenas) y aromatizadas con hierbas de la región, que le darán un sabor muy mediterráneo. Esta película gira entorno a la idea de que un buen cocinero puede llegar de cualquier lugar, y de que la procedencia de una persona no debe limitar sus objetivos.
  • Nuestra última recomendación de películas que tocan cocina y cine de habla inglesa: “Un viaje de 10 metros“, también dirigida por Lasse Hallström. Explica las dificultades de una familia india que se muda al sur de Francia. Allí abrirán un restaurante frente a un lujoso y reconocido restaurante francés. Un film reivindicativo y emocionante que retrata los grandes esfuerzos de la familia propietaria del restaurante indio por hacerse un hueco en la gastronomía de la zona. Además, el protagonista es un prometedor cocinero que conseguirá fusionar la cocina de los dos países hasta llevarle a lo más alto.
Cocina y cine: Películas de habla no inglesa

  • La adaptación mexicana de la novela escrita por Laura Esquivel, “Como agua para chocolate“, fue llevada a la gran pantalla de la mano del director Alfonso Arau. Consigue alejarse de la lista de “malas adaptaciones” y le da un valor añadido a la novela de Esquivel. Aporta ritmo y emoción a un libro en ocasiones muy descriptivo. Cuenta la historia de un amor prohibido. La protagonista es una muchacha que transmite las emociones que ella experimenta mientras cocina en cada uno de sus platos. Así, si está triste mientras hace unas enchiladas, todos llorarán con el primer bocado. En este largometraje la cocina es tan importante que hasta el propio nacimiento de la protagonista ocurre entre fogones.
  • Una comedia greco-turca, ligeramente romántica, explica cómo algunos platos son capaces de transportarte a otros lugares y otras épocas a través de los recuerdos. “Un toque de canela” cuenta la historia de un niño que tiene que dejar su ciudad natal, Estambul, por los disturbios que hubo en 1955 entre la comunidad turca y la griega. El protagonista de la historia crece en Grecia y solamente consigue conectar con su tierra natal a través de la cocina. Además, esta película te dará una receta infalible para hacer unas albóndigas deliciosas.

Cocina y cine, un binomio que nos encanta. ¿Qué otras películas incluirías en esta selección?

2 Comments

  • Responder junio 18, 2018

    Míriam

    A bote pronto recuerdo el continuo desfile de platos de Julie & Julia, y el cariño que me generó el personaje de Amy Adams, porque conozco mucha gente que, sin llegar a retos tan altos como cocinar todos esos platos nuevos en tan poco tiempo, se lanza de la cocina de subsistencia, que practicamos por nuestro insoportable ritmo de vida, a probar recetas nuevas, ingredientes distintos… y hace de esta “cocina nueva” una nueva afición con la que evadirse del estrés, aprender cosas nuevas incluso sobre uno mismo y en definitiva, disfrutar de la vida.
    Aunque luego toque fregar.

  • Responder junio 17, 2018

    Laura

    La mejor chef, para comer con un buen bocadillo

Leave a Reply