DRUIDA,CLASICISMO E INNOVACIÓN

druida

Druida, tal y como su nombre indica, es magia, misterio y fusión de conocimientos en todos los platos que sorprenden cada día a todos los comensales que pasan por este restaurante tan singular.

Desde hace más de 25 años, Druida se consolida por dar lo mejor a sus clientes con unas directrices muy marcadas, el arte en todas las creaciones para dejar sin palabras a todo público que se precie. Los últimos cinco años han sido claves para la evolución positiva de la trayectoria y producto del restaurante, mezclando conocimientos de la alquimia y las plantas en el arte de la cocina, el cual les caracteriza.

Su horario ininterrumpido desde la 13:30h hasta las 23:00h de la noche es otro claro toque de distinción, difícil de igualar, ya que, actualmente, no hay ninguna oferta gastronómica de este nivel en Barcelona que ofrezca el mismo producto y servicio en un horario ininterrumpido tan alto. Con ello, podemos disfrutar de la alta cocina de autor y mercado a cualquier hora, ideal para los turistas o para los más despistados que no saben ni en qué mundo viven. Todo un lujo en cuanto a oferta y calidad se refiere.

Sus ideas van más allá, nos desvelan algunos pequeños grandes detalles de sus proyectos futuros que sin lugar a dudas nos han dejado sin palabras, un restaurante a las afueras de la ciudad condal con su propio huerto donde plantar plantas medicinales de alquimistas y transformarlas en grandes creaciones.

Nos encanta preguntar por un plato que no puede faltar a la hora de visitar un restaurante, pero en este caso lo tenemos claro, no hay ningún plato estrella, sino, productos estrella y la manera de elaborar los mismos. Pescados, carnes, mariscos, un sinfín de recomendaciones que no te defraudarán.

El chef de Druida ha sido galardonado como Maître de Rotisseaurs, asociación mundial de gastronomía Francesa, y seleccionado entre los 24 maestros de cocina francesa estableciendo un toque de distinción inigualable en todas las creaciones.

Un restaurante actual en un espacio y decoración histórica. El restaurante originalmente es de 1889, predominando una decoración de Luis XV, creando un ambiente distinguido, elegante, y acogedor sin ser recargado. Un espacio mágico con cocina abierta y salones privados para reuniones y eventos de todo tipo.

Cada temporada renuevan su carta sorprendiendo siempre con nuevas creaciones que te transportan a diferentes países con los sabores de las mismas pudiendo optar siempre por sus dos menús degustación, personalizados según gustos y mercado.

Todos los miembros de Druida lo tienen claro, “No hay una gran cocina sin el manejo de especias y plantas medicinales utilizadas con mucho amor y pasión”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Be first to comment