Entrevista con Diego Campos, chef de Rincón de Diego

diego campos

Hemos tenido la suerte de poder entrevistar a Diego Campos, uno de los chefs más interesantes de nuestra gastronomía, para conocer sus inicios, y saber más de su restaurante Rincón de Diego y sobre la Estrella Michelin que premia su trayectoria.

  1. ¿Cómo fueron los inicios de Diego Campos en la cocina? Cuéntanos sobre tu trayectoria.

Soy natural de Cambil (Jaén), a los 14 años me trasladé con mi familia a Tarragona. Por pura casualidad comencé de ayudante en un pequeño restaurante y me interesó la cocina. Mi escuela fue trabajar al lado de grandes chefs de la época, hasta poder establecerme por mi cuenta. Mi primer establecimiento lo tuve con 23 años, cuando adquirí la experiencia suficiente. En marzo de 1983 inauguramos el Rincón de Diego. Primero en un local diferente y en 2010 nos mudamos a este.

  1. Has transmitido tu pasión a tu hijo y ahora Rubén también es chef…

Eso parece. Soy un apasionado de la cocina, me gusta lo que hago y lo disfruto y supongo que es lo que ha vivido mi hijo, así ahora él también lo disfruta. Es muy creativo. De pequeños pasaban mucho tiempo en el restaurante con nosotros, esto les hacía partícipes de muchos momentos en los que yo cocinaba y ellos probaban y juzgaban.

  1. ¿Cómo fue ganar una Estrella Michelin? ¿Qué supone para vosotros mantenerla?

Para mí fue un reconocimiento a mi trayectoria profesional y una gran satisfacción personal. Mantenerla significa no perder la ilusión ni la pasión de la que hablábamos antes, no bajar la guardia. La cocina nunca para, está en constante evolución.

  1. Dos estrellas brillan en Cambrils, la vuestra y la de Can Bosch

¡Y qué maravilla que así sea! Cambrils es pequeño en tamaño, pero enorme en todo lo demás. La hostelería de Cambrils es la mejor de la Costa Dorada. Nos conocen en Rusia, China, Japón etc gracias a nuestras estrellas. Joan (dueño de Can Bosch) es un gran amigo mío con el que comparto amistad y profesión desde hace muchos años.

  1. ¿Cómo es trabajar en familia y tener la presión de una Estrella Michelin?

Tiene su parte buena y otra menos buena. La verdad es que no concibo mi trabajo sin mi esposa y mi hijo, estamos juntos desde siempre. Formamos un gran equipo, con sus días buenos y otros no tan buenos, que es lo que conlleva estar 24 horas juntos. No creo que sea una presión extra, no lo vemos así, al final hago lo mismo que haría si no la tuviese. Cuidamos cada detalle y procuramos que cada cliente salga de nuestra casa satisfecho del trato, del entorno y por supuesto de la comida.

  1. Hablábamos de las jornadas gastronómicas de Marzo/Abril

¿Te refieres a las jornadas gastronómicas que realizaba el Rincón de Diego hace unos años? Ahora mismo ya no tienen mucho sentido. En Cambrils, desde el Patronato de Turismo, hace unos años se realizan unas jornadas monotemáticas en donde participamos la mayoría de restaurantes. Empiezan en febrero con las galeras, en marzo con la alcachofa, en abril son los fideus rossos. Ya en octubre son las Jornadas del calamar, en noviembre el protagonista es el romesco. Como puedes ver estamos suficientemente entretenidos.

  1. ¿Cuál es tu plato preferido del Rincón de Diego?

Sinceramente, no creo que tenga un plato favorito, en realidad la última creatividad, la novedad, es en lo que disfruto. Existen en la carta platos desde el comienzo de mi trayectoria, no puedo prescindir de ellos porque la gente los demanda. Pero no sabría decirte cuál es mi plato favorito.

  1. ¿Una curiosidad o algo divertido que te haya ocurrido en tu trayectoria?

Bueno, como comprenderás a lo largo de mi trayectoria (40 años), han sucedido una gran variedad de curiosidades y anécdotas. Por citar alguna que sucedió hace unos años. Tuvimos un grupo de comensales extranjeros de diversos países, también hindús, que tenían un menú preparado exclusivamente para ellos, algunos no podían comer cerdo y a otros no les gustaba el pescado. Adaptamos el menú para cada uno, además me pidieron que les hiciera un plato típico suyo, que consistía en un complemento digestivo y de acompañamiento, del que evidentemente no tenía ni idea. Nos documentamos en Google (bendito sea) con diversas recetas y allá que fuimos.

Nuestra sorpresa fue al final cuando nos dijeron que habíamos mejorado la receta y recibimos sus felicitaciones y agradecimientos. Fue estupendo.

 

Queremos agradecer a Diego Campos por su amabilidad y por regalarnos un poco de su tiempo.

Estudié Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Foodie y gourmet, las dos cosas a la vez. Lo mío es el marisco, los chuletones, la cocina creativa y los restaurantes que también tienen carta de cervezas, aunque termine pidiendo vino.

Be first to comment