JESÚS ALMAGRO Y RESTAURANTE PIÑERA: UN TANDEM PERFECTO

blog_restaurante_piñera_jesusalmagro

En alguna otra ocasión hemos tenido la oportunidad de hablaros de uno de los grandes, pero como todos sabéis, los restaurantes cambian, y el restaurante Piñera es el claro ejemplo de una positiva evolución y de novedades relevantes, por ello, dedicamos este espacio a la incorporación de Jesús Almagro al mando de las cocinas del restaurante más joven de esos grandes “de toda la vida”.

Tras su paso por cocinas importantes a nivel nacional y un exitoso concurso televisivo que se convirtió en un reto muy positivo y gratificante, Jesús Almagro, nos recibe en el restaurante Piñera muy ilusionado, hablándonos sobre el nuevo proyecto que tiene entre manos y le fascina.

Casi nueve años en la cocina del afamado restaurante Pedro Larumbe dan para mucho, y a finales del año pasado, nos cuenta que, tras una reunión con los hermanos Marrón, tal fue la confianza depositada en él que no se lo pensó ni un minuto. ¿El resultado? Un gran equipo, un cambio de carta que dará mucho que hablar y una esencia unificada, la del propio Jesús y la del restaurante Piñera. Una mezcla difícil de olvidar.

Su pasión por la cocina se remonta a sus recuerdos de infancia, a su cultura y a sus costumbres heredadas. De familia de pescadores de una ciudad de puerto, Castellón, siempre le ha gustado trabajar con las manos y es por ello que su secreto es, que cada plato tenga una historia, un porqué, para ser recordado y deseado.

El equipo de Piñera actualmente lo forman grandes profesionales que lo tienen claro, les importa su casa, su negocio, y por ello creen necesario reinventarse día a día y hacer las cosas bien y a su debido tiempo, porque los detalles son fundamentales, y una buena cocina  sin organización y con prisas nunca llega a buen puerto.

La nueva carta del restaurante es una fusión y puesta en marcha de todos los conocimientos y experiencia de Jesús, con un  producto y una materia prima inmejorable. Arroz con guiso de callos de bacalo; Cocochas de merluza al pil pil con huevo asado y el cochifrito al estilo “Piñera”, migas dulces y salsa de vermouth son tres de los muchos que te dejan sin palabras.

El carisma de Jesús es innato y su amabilidad, una virtud difícil de encontrar a día de hoy. Nos enseña el lugar donde crean sus originales platos y un equipo perfectamente coordinado a las diez de la mañana ya está manos a la obra preparando lo que se va a ofrecer cada día. El aceite de oliva es un ingrediente fundamental y el azafrán uno que incorporan siempre que pueden.

El restaurante Piñera ha conseguido formar un tandem perfecto. Un gran restaurante y uno de los mejores chefs del momento, junto a un gran equipo de profesionales ofrecen un producto en el que confían, que les hace felices, que les aporta ganas de trabajar día a día en ello en lo que confían, y por ello, nos despedimos resaltando una frase que nos dijo Jesús en la entrevista y que creemos que refleja claramente por qué son lo que son y están donde están.

“Levántate todos los días como si fuera el primero, el día que no lo hagas, cámbiate de trabajo”.

Un equipo perfecto y un restaurante inmejorable.

Muchas felicidades Piñera.

Be first to comment