La filosofía slow food muy presente en los restaurantes Km0

filete-ruso-blog-recortada2

Cada vez más, los chefs de muchos grandes restaurantes de la ciudad condal comprenden y apuestan por no separar el placer gastronómico de la responsabilidad con los productores de las materias primas utilizadas en los platos. Sin ellos, no podría existir la cocina de éxito. En este concepto se basa la filosofía slow food que transmiten los restaurantes Km0.

Los chefs son conscientes del papel fundamental que desempeñan, al ser los intérpretes de un territorio que ponen en valor a través de su creatividad e ingenio. Todo ello, da paso de nuevo a la cultura tradicional del país, la vuelta a las raíces de la gastronomía española, generando y mostrando importancia en el origen del producto utilizado.

Los restaurantes Km0 promueven una serie de características muy beneficiosas para impulsar el producto de la zona, cooperando y colaborando con el medio ambiente y rechazando los productos transgénicos o no locales, convirtiéndose así, en un seguro de calidad alimentaria, además de una suculenta experiencia gastronómica con productos locales, comarcales y estacionales.

Para que un plato sea Km0, el 40% de los ingredientes tienen que ser de procedencia local incluyendo el ingrediente principal, el 60% restantes tienen que ser ecológicos y no pueden tener alimentos transgénicos. De todo ello es muy consciente el chef asesor del restaurante El Filete Ruso y de La Burg, Enric Millá, que apuesta por un buen producto, limpio y justo, con un claro objetivo, dignificar la hamburguesa.

Enric nos cuenta el porqué de su éxito. Su cocina casera, con una cocina lenta y de proximidad, hacen de este plato, un manjar exquisito del que hoy en día todos hablan. Y por ello lo tiene claro afirmando que “no son los alimentos los que tienen que viajar sino las personas”.

La utilización de los excelentes productos en todas las hamburguesas, es uno de los principales factores que han transformado la hamburguesa en un plato de calidad, frente a un plato de comida basura del que todos hablaban antes de proyectos como este.

Filete Ruso y La Burg, pueden presumir de ser uno de los pocos en ofrecer hamburguesas gourmet con sello de calidad ecológica, estableciendo una diferencia, las raíces de nuestra cocina están presentes en todas las creaciones.

Be first to comment