Las conservas gourmet de los mejores chefs

Conservas

Las conservas, durante mucho tiempo vistas como simple fondo de armario en la despensa  y rechazadas por buena parte de la población, son ahora un producto gourmet y España es uno de los mejores productores del mundo de las conservas gourmet.  Las conservas, llenas de sabores y matices, siempre listas para sacarte de un apuro, son perfectas para cualquier momento y tenemos la suerte de que en nuestro país la oferta va mucho más allá de las clásicas latas de atún, aceitunas o espárragos y las opciones no dejan de crecer.

En el mundo de las conservas gourmet la especialización es inevitable, desde La Catedral de Navarra que cuenta con hongos, espárragos y más verduras y legumbres a la Real Conservera Española, que vende probablemente los mejores productos del mar en conserva, con referencias como las almejas, las navajas o zamburiñas. Todo es posible en el mundo de las conserva ,  como nos demuestra Conservas Siccas, que incluyen entre sus productos el bonito con trufa negra en aceite de oliva o bien la ventresca de bonito con trufa negra en aceite de oliva. Una apuesta arriesgada pero sin duda deliciosa. Amaiketako y Petra Mora  son otras tiendas de referencia, ya que disponen de otros productos muy interesantes como las alcachofas o las peras enteras en almíbar, respectivamente.

conservas

Conservas gourmet

Por eso grandes chefs como Sacha, Ferrán Adriá o Pepe Solla apuestan por su consumo e incluso preparan platos basados en estos ingredientes. Este último protagonizó un programa en el Canal Cocina sobre las conservas, pescados y mariscos. Así han proliferado libros de recetas sobre las conservas, con aportaciones destacadas como Las conservas de pescados y mariscos en la gastronomía del siglo XXI, que aporta recetas del calibre del arroz de soja al azafrán con mejillones de Ferrán Adriá o la crema de guisantes, berberechos y caviar de erizos de Pepe Solla o el chop-suey de almejas de Paco Roncero

En las grandes ciudades ya proliferan los restaurantes dedicados en exclusiva a estos productos, ofrecen conservas gourmet, en muchos casos artesanales o bien con el mejor género de otras conserveras. En Barcelona Lata-Barra ha ganado mucha notoriedad con recetas como  la crema de salmón al estragón o los filetes de caballa al curry, pero no son los únicos, Casa Mariol o Quimet & Quimet son buenas alternativas. En Madrid La Conservera del grupo Frinsa es toda una referencia gracias a platos como el cebiche de navajas o el ajoblanco con mejillón escabechado. El Cangrejero es otro de los nombres destacados junto con Muy, Botiquín o Casa Emilio.

Esta tendencia se ha extendido a toda España, en Burgos triunfa El Pez de San Lorenzo y en Sevilla No Kitchen, de Juanjo López (chef de La Tasquita de Enfrente). El restaurante pop-up Tincan en Londres fue un tributo a la lata de conserva, como ejemplo de la internacionalización de la tendencia, que en Portugal también ha entrado con fuerza.

Nos encantan las conservas gourmet, ¿y a ti? ¿Has probado alguna de estas recetas o uno de estos restaurantes?

Estudié Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Foodie y gourmet, las dos cosas a la vez. Lo mío es el marisco, los chuletones, la cocina creativa y los restaurantes que también tienen carta de cervezas, aunque termine pidiendo vino.

Be first to comment