L´ENTRECOTE CAFÉ DE PARÍS YA ESTÁ EN MADRID

cafedeparis

La historia de L ´entrecote de Café de París es conocida por muchos, pero no todos han tenido la oportunidad de probarlo ni conocerlo, aunque ahora, con su reciente apertura en pleno Barrio de Salamanca, en la Calle Conde de Aranda, será mucho más fácil poder deleitarse con la famosa salsa que desde hace años es todo un secreto para los amantes de la gastronomía francesa.

Llega a Madrid pisando fuerte y con las cosas muy claras. Tras triunfar en grandes ciudades europeas como Ginebra, Lausanne, Estocolmo o Dubai, llega a la capital pisando fuerte.

Su decoración tipo bistrot, con grandes cristaleras, techos altos, lámparas tipo bola, bancos corridos en piel burdeos, mesas de mármol blanco y suelo damero, además de su menú cerrado hecho a la minute, hacen las delicias de todo amante de la carne y de la salsa que tan bien describió Paul Erdman en Los últimos días de América: “Fuimos a Café de París en Ginebra, donde tienen la mejor salsa de entrecote de cualquier restaurante de la tierra”.

Su salsa es todo un secreto, hasta el propio Pablo, uno de los propietarios del restaurante, no sabe los ingredientes, la exportan directamente desde Ginebra, para mantener la autenticidad y exclusividad de la misma. Sólo por ello ya merece la pena visitar el sitio, porque quien va repite, y porque su menú cerrado, además de sus referencias de vinos y postres caseros son la elección perfecta, para una comida divertida, sana, o de negocios.

Este local coqueto con tanto encanto es el único actualmente en España que sirve la auténtica salsa Café de París, invención de la señora Boubier en los años 30, que le confió el secreto a su hija, la cual se la traslado a su marido el señor Dumont, propietario del “Café de París” de Ginebra.  Este último, no dudo en idear una nueva fórmula  gastronómica con el entrecote y la salsa como protagonista. Todo ello ha sido un gran éxito y, a día de hoy, la famosa salsa de Café de París ha sido muchas veces imitada pero nunca igualada.

El menú, para muchos, puede ser un impedimento a la hora pedir, pero realmente, es un punto a su favor. La materia prima que se sirve en el restaurante es de alta calidad. La lechuga fresca,  tiene que ser limpiada a diario hoja por hoja, el entrecote limpio y sin nervios, y las patatas frescas del día. “Para hacerlo bien hay que limitarlo y dedicarte exclusivamente a eso”.

Su horario ininterrumpido al más puro estilo bistrot francés es perfecto para desayunar, para comer a la hora que necesites, para un afterwoork divertido y diferente, para una merienda con tartas caseras o para una cena con encanto y romántica. ¿Un secreto? Muy pronto incorporarán en la carta un delicioso tartar para que la tarde se haga más amena.

Un lugar de referencia  donde se come muy bien a un precio asequible, teniendo en cuenta la calidad de sus alimentos, verduras frescas, carne nacional y postres caseros.

 

Calle Conde de Aranda , 11

91 578 41 91

 

Be first to comment