Madrid Fusión 2017: innovación, tradición y compromiso social

Madrid Fusión 2017

La decimoquinta edición de Madrid Fusión, ahora denominada Asisa Madrid Fusión 2017, llega a su fin después de tres días repletos de gastronomía internacional, ponencias sorprendentes y últimas tendencias.

La capital se convirtió así en el epicentro de las novedades gastronómicas del mundo, con Argentina como país invitado de esta edición. Argentina demostró que su gastronomía va mucho más allá del típico asado o carne a la parrilla. O como bien dijo el chef Germán Martitegui, Argentina “no es una vaca gigante”. Ahora están a la vanguardia. Sus propuestas mostraron la influencia y riqueza de haber sido un país tradicionalmente receptor de inmigrantes, exhibiendo una cocina multicultural, rica variada y en sabores. Para esta edición contaron con la participación de tres importantes chefs argentinos: Germán Martitegui, dueño de uno de los mejores restaurantes de Latinoamérica. También contaron con la presencia de Tegui; Mariana Muller, al frente de Cassis, en San Carlos de Bariloche; y Tomás Kalika, de Mishiguene, en Buenos Aires.

 Un Madrid Fusión 2017 más social

El tema principal de este congreso internacional fue encontrar la relación, fusión y compromiso de la cocina con otras disciplinas. Entre ellos temas como la protección del medio ambiente, la eficiencia energética o las relaciones humanas. Así, chefs como Carlos Zamora, de Deluz y Cía presentaron “Hostelería e integración social”, los hermanos Roca “Relaciones Humanas. Clave de la cocina del futuro” y Juan Moll, del grupo Joël Rebouchon “El poder de la sonrisa”, centrando sus ponencias en el papel social de la cocina. También hicieron hincapié en que el papel de un cocinero va más allá de lo que sucede en el restaurante. El cocinero en 2017 debe ser un referente social, hacer una cocina sostenible y humana.

Pero si hay algo por lo que se caracteriza Madrid Fusión es por sus innovaciones, reinvenciones futurísticas y experiencias multisensoriales. Uno de los casos más llamativos  fue  “Luces abisales”, del reconocido chef español Ángel León, dueño de Aponiente, que volvió a dejarnos boquiabiertos con su luz comestible. Los cocineros más futurísticos fueron Tatung Sarthou con su “Reencuentro con los sabores perdidos de la cocina filipina pre-hispánica”,  Carmelo Bosque, de Huesca y su “Recuperando el maestro salsero”, entre muchas otras interesantes propuestas.

Dabiz Muñoz

Mención especial para el famoso chef Dabiz Muñoz, que siempre despierta el máximo interés de estos eventos. Éste presentó tres platos de su Streetxo de Londres, combinando productos de asiáticos y latinoamericanos con otros de nuestra tierra.

El galardón al Cocinero Revelación de Madrid Fusión 2017 fue para Jesús Moral. Con tan solo 21 años, el jienense ha conquistado a la crítica, que ya le considera el niño prodigio de la cocina española. Por ahora trabaja en el restaurante familiar La Taberna de Miguel, en Bailén, aunque su trayectoria le llevará aún más lejos.

Los platos más destacados de esta edición, no aptos para los estómagos más delicados, fueron las ubres de cerda del catalán Albert Raurich. También destacaron los fermentados, como la kombucha de Jonnie Boer y el mejor sushi del mundo de Takayuki Otani.

Sin duda alguna ha sido una edición de lo más completa, que no solo no ha defraudado a los más exigentes, sino que nos ha dejado con ganas de más.

Cada plato es un mundo, y a mí me apasiona viajar. Los que me conocen dicen que hago demasiadas preguntas, por eso estudié Periodismo y escribo sobre gastronomía, para escuchar al paladar. La cerveza clara y el chocolate espeso.

Be first to comment