Un paseo por el “Mercat del Ninot”

Mercat del Ninot

El “Mercat del Ninot” es uno de los mercados más representativos de Barcelona. Recibe su nombre de una taberna castiza que se encontraba dentro del mercado, donde la figura de un niño de madera presidía la puerta, y de ahí, el popular nombre del mismo.

Las sucesivas reformas por las que ha pasado el mercado han mejorado la organización y la estética, pero la más notable se llevó a cabo en el año 2009 por el arquitecto Josep Lluís Mateo, y ahora, tras su remodelación abre sus puertas con más de 81 paradas donde los protagonistas de los mostradores son los productos del día.  Esta nueva apertura trae novedades y nuevos servicios que no podían faltar en un lugar gastronómico como este; La ampliación de horarios, servicio Wi-Fi y supermercado son algunas de las nuevas incorporaciones.

Dentro de todo el movimiento que ha generado la reapertura del mercado, muchos son los restaurantes conocidos que han querido formar parte El “Mercat del Ninot”. Por ello, hemos visitado “La Barra”, un expositor degustación del restaurante Ósmosis, un perfecto oasis para los amantes del universo gourmet.

“La Barra” nace con ilusión y trabajo, es el tandem perfecto, la unión de Peixnot y Osmosis en busca de una misma meta, un excelente producto trabajado en las mejores manos.

La originalidad y creatividad son los ingredientes estrella. La croqueta de calamar en su tinta, los raviolis de cigala con sofrito de puerros y el mar y montaña de rabo de toro con cangrejo de río, nunca defraudan, además, son el claro reflejo del trabajo y la técnica de su hermano mayor, el exitoso restaurante Ósmosis. Aunque si realmente tenemos que destacar algo de la barra es el producto fresco que Alex selecciona para nosotros directamente de Mercabarna, producto que llena su parada todos los días, y de su parada, a los fogones.

El ambiente fresco e informal del mercado, donde todo el mundo se relaciona mientras degusta un buen bocado , es perfecto para probar una selección de vinos a copas amplia y cuidada.  Algunas de las propuestas son Riesling de Castell d´encus, Chablis de Patrik Puizé, Morgon de Marcel Lapiere o Ribera Sacra de Dominio do Bibei. Con ello, el éxito esta asegurado.

Disfrutar y compartir es la seña de identidad del mercado. Un lugar donde degustar a cada paso, de lo mejor de la ciudad condal, carnes, encurtidos, embutidos y por su puesto, pescados con el mejor sabor del mar de “La Barra”.

Una visita obligada para los amantes del mejor producto.

Más información aquí

 

Be first to comment