MERCATO BALLARÓ MADRID

img_1207

Italiano de nacimiento y español de adopción, Angelo Marino llegó a nuestro país hace 18 años por causas ajenas a lo profesional, y sin embargo acabó siendo el artífice de la famosa Taverna Siciliana, así como de su hermana pequeña la Tavernetta.

Se enamoró de la cocina en Gales, cuando estudiaba Arte en la universidad y empezó a trabajar en un restaurante italiano para sacarse unas libras. Esto se convirtió en su profesión cuando llegó a España, donde movido por la experiencia de Inglaterra, trabajó en distintos italianos y caterings de la capital.

Después de esto y movido por el deseo de crear algo propio montó la famosa pizzería Pulcinella. Sin embargo y a pesar del éxito, Angelo miraba más allá, le gustaba y llenaba más la restauración, la cocina en un sentido amplio, y así se lanzó con su gran éxito, La Taverna Siciliana.

Debido a problemas con el contrato del local, La Taverna (que no la Tavernetta) cerró, pero el éxito y las ganas de este italiano de Palermo hacen una sólida afrenta a la crisis. Mercato Ballaró es desde hace un año su nuevo templo en el que aúna dos conceptos diferentes, el de restaurante italiano arriba y el de bar de tapas más distendido abajo, eso sí, tapas italianas. Esto es un guiño a una cultura que conoce muy de cerca y de la que sabe disfrutar con su mujer Ana, sevillana y de Triana nada menos.

img_1202Ella ha sido la que junto a Angelina, lo ha decorado. Pese a ocupar el local del antiguo Stendhal, parece un lugar distinto. El interiorismo de Ballaró busca la simplicidad, el relax, y la luminosidad en la parte de arriba, sin perder ese punto cálido y sin olvidar elementos más potentes como una antigua lámpara de cristal, o un óleo de gran formato y de color en la escalera. Abajo el ambiente es más informal, pequeñas mesas, otras altas, una barra… es más bar pero con toques contemporáneos como las exposiciones de arte que siempre cuelgan de la pared.

El nombre del restaurante hace honor al mercado más antiguo de Palermo, en Sicilia. Y es que la cocina de Marino se basa en parte del recetario siciliano y del resto del sur de Italia, que a su vez recoge influencia árabe, griega y españolas, de ahí su riqueza. Por esto la carta contiene muchos guisos y pescados, tan propios de la zona. Nos cuenta que “arriba la cocina es más elaborada, lógicamente, que en la parte de abajo donde pides tapas o medias. Sin embargo lo que más cuido es el producto, respetándolo y sacándole su jugo, sin emplear técnicas modernas”.

Las pastas sin ir más lejos son caseras, el queso de Poncelet…. Siempre busca la mejor calidad. Utiliza mucho su “Zumo de Sicilia”, un pesto mucho más elaborado y aromático que entre otras cosas contiene un poco de pecorino. El guiso de pulpo picante es, según Angelo, su plato estrella y más representativo, pero también los fetuccini al estilo “Islas Eolie”. Para los amantes de la carne, está el rollito de cerdo negro al estilo de Palermo, y además como ya hemos dicho, mucho pescado con aliños propios del sur de su país.

Entre las tapas: alcachofitas fritas, rollitos de berenjena o calabacín… Finalmente destacar que la carta de vinos permite tomar mucho vino siciliano y de Cerdeña por copas, pero también recoge caldos con denominaciones de origen españolas.
Mercato Ballaró es sin duda unos de los restaurantes a conocer en la lista de los amantes de la gastronomía italiana, puesto que nos descubre una de las partes a la vez,más desconocida y rica en recetas del país.

img_1223-copia

2 Comments

  • Responder diciembre 15, 2011

    Alex

    Estoy de acuerdo!!! además el sitio super agradable y con un servio muy bueno.

  • Responder diciembre 14, 2011

    Marta

    Se come fenomenal, una pasta excelente!!

Leave a Reply