Olvídate del famoso plan detox, este año comemos sano ¡todos los días!

blog

Perder peso y mejorar la alimentación son algunas de las resoluciones más repetidas cada comienzo de año, del mismo modo que abandonar estas saludables promesas a mediados de enero… Sin embargo, hoy en nuestro blog queremos motivaros a cumplir con vuestros objetivos de este 2017 y descubrir que comer sano, rico y en cantidad es posible durante todo el año.

Para ello os proponemos un plan culinario semanal detox, esa palabra tan de moda últimamente, pero también ligero y sencillo de preparar para cada día de la semana. De esta forma, no sólo le daréis un descanso a vuestro organismo después de las copiosas comidas navideñas, sino que empezaréis a cogerle el gustillo a prepararos platos verdes y sanos. ¿Te animas?

Lunes: Risotto de remolacha.

Pela y pica muy fino un puerro y varios dientes de ajo.  En una cazuela con aceite de oliva, pocha el puerro a fuego medio-bajo y añade el ajo.

Añade anacardos y rodajas de remolacha. Seguidamente el arroz lavado y escurrido para tostarlo hasta 5 minutos. Sazona con especias y añade sal.

Ve calentando caldo de carne o verduras y zumo de remolacha.

Echa vino blanco en la cazuela y cuece el arroz hasta que todo se absorba. Una vez consumido echa el zumo de remolacha caliente primero y cuando lo haya absorbido, añade el caldo poco a poco. ¡A servir!

Martes: Ensalada de quinoa y rape.

Cuece la quinoa en agua durante 10 minutos en una cazuela y luego déjala enfriar en un bol.

Añade todos los granos de una granada al bol. Agrega cebollino picado, salpimienta y echa zumo de limón con un chorrito de aceite. Ralla jengibre encima y mezcla bien.

Mientras tanto prepara un tomate cortado en gajos. El rape córtalo en filetillos, salpimienta y cocínalos con un poco de aceite. Para servir, coloca en cada plato un poco de quinoa con el tomate y el rape alternados encima. ¡Listo!

Miércoles: Alcachofas rebozadas con crema de maíz.

La crema de maíz se prepara cociendo el maíz con nata, leche, sal y pimienta. Una vez esté hirviendo, déjalo 10-15 minutos a fuego suave y luego tritúralo hasta crear una crema.

Cuece varias alcachofas en una cazuela con agua, sal y perejil y luego déjalas templar.

Prepara de palomitas en el microondas. Una vez listas, tritúralas hasta que se conviertan en polvo.  Mientras tanto, bate dos huevos en un cuenco.

Ahora reboza las alcachofas, primero con el huevo y después con las palomitas picadas. Fríelo en una sartén con una buena cantidad de aceite caliente. Escúrrelas una vez fritas para eliminar el exceso de aceite.

Sírvelas echando la salsa con la crema, ¡y a disfrutar del sabor!

Jueves: Fideos 3 delicias.

Para este plato necesitarás: 2 calabacines grandes cortados en tiras largas, 2 cucharadas de mantequilla de almendras, 2 cucharadas de salsa tamari sin gluten, 1 lata pequeña de anchoas en aceite de oliva picadas, 1 puñado pequeño de albahaca picada, 2 cucharaditas de curry en polvo, 1 cucharada de romero fresco, 3/4 taza de aceitunas. La preparación es tan sencilla como mezclar todos estos ingredientes en un bol y servirlo inmediatamente. También puedes conservarlo en la nevera, ¡durante días!

Viernes: Pollo con verduras.

Cortar la verdura (zanahoria, pimiento verde y rojo y cebolla) y la patata en taquitos. A continuación, sofreír todo en una sartén con aceite virgen extra y sal. Cuando esté listo, añadir un vaso de caldo de pollo y vino blanco, y los filetes de pollo.

Cocinar 20 minutos a fuego medio hasta que el pollo esté bien cocinado y el caldo se haya reducido, convirtiendo a las verduras en una salsa deliciosa.

Sábado: Crema de zanahorias.

Cortar un bulbo de hinojo en trocitos y reservar las hojas para más tarde. En una olla grande añadir el hinojo con un poco de aceite de oliva. A continuación, añadir zanahorias picadas y lavadas junto con una cebolla. Añadir dos vasos de agua, sal y cocer a fuego moderado durante 30 minutos hasta que todas las verduras estén blandas. Una vez listo, triturar hasta convertir en crema. Si lo deseas, prueba a añadir calabacín por encima.

Domingo: Papillote de salmón.

Este plato se prepara con papel de aluminio o de hornear, y en un horno convencional. Cubrir una ración de salmón con zanahoria laminada, tomate y cebolla cortada en lonchas finas. Por encima echamos eneldo picado, sal y un chorrito de aceite de oliva. Cerramos el papel que cubre el salmón como en un paquetito y lo introducimos en el horno durante 15 o 20 minutos ¡y listo!

Estudié Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Foodie y gourmet, las dos cosas a la vez. Lo mío es el marisco, los chuletones, la cocina creativa y los restaurantes que también tienen carta de cervezas, aunque termine pidiendo vino.

Be first to comment