Receta de galletas de jengibre

Receta de galletas de jengibre

Receta de galletas de jengibre

La receta de galletas de jengibre es divertida, fácil y sencilla. Perfecta para que los más pequeños de la casa disfruten cocinando en un día tan especial como el día de Reyes. Esperamos que os guste.

Raciones
Tiempo
Dificultad
15 ó 20 galletas grandes
1h y 30 min
Media

Ingredientes


  • 125 g de margarina Tulipán a temperatura ambiente
  • 350 gr de harina todo uso
  • 100 gr de azúcar morena (podéis mezclar mitad de azúcar normal y mitad de morena)
  • 1 cucharadita de café de jengibre en polvo (para un sabor más intenso agregar un poco más)
  • 1 huevo
  • 70 gr de miel (preferentemente de caña)
  • 1/2 cucharadita de café de canela en polvo
  • 250 gr de azúcar glass
  • 1 clara de huevo
  • Fideos o cristales de azúcar
  • Bolitas de azúcar
  • Rotulador comestible negro

Preparación


  1. Batimos la margarina con el azúcar. Agregamos el huevo y la miel y mezclamos. En otro cuenco tamizamos juntos harina, jengibre y canela. Mezclamos los contenidos de los dos cuencos y amasamos un poco hasta obtener una masa homogénea. Dejamos descansar la masa en la nevera durante 1 hora. Retiramos y estiramos entre dos papeles de horno hasta tener una masa de 4-5 mm de espesor. Llevamos de nuevo a la nevera por 15 minutos.
  2. Retiramos el papel de horno de arriba y cortamos las galletas con un molde de muñeco. Con una espátula colocamos las galletas sobre una fuente (siempre con papel de horno) separadas entre sí. Con un molde pequeño hacemos agujeros. Si no las vamos a hornear inmediatamente llevamos a la nevera.
  3. Como la masa lleva mantequilla cada vez que la trabajamos el calor hará que ésta se ablande, por eso es muy importante seguir los tiempos de descanso en la nevera, así conseguiremos que nuestras galletas mantengan su forma.
  4. Horneamos en horno precalentado a 180°C por 10-12 minutos, hasta que los bordes comiencen a ponerse dorados. Dejamos enfriar 5 minutos sobre la bandeja, y luego en una rejilla.

Presentación


  1. Ha llegado el momento de decorar. Lo primero será preparar la glasa, para ello vamos agregando el azúcar glass a la clara de huevo con la ayuda de un colador para que no queden grumos. Vamos girando sin batir, hasta que la glasa toma la consistencia justa.
  2. Ponemos la glasa en una manga pastelera desechable, cortamos la punta y hacemos decoraciones sencillas: dos bolitas para los ojos, boquitas sorprendidas o enfadas... También podemos poner glasa alrededor de los agujeros y espolvorear con los cristales de azúcar. Pegamos las bolitas con glasa para hacer los botones, y cuando la glasa se haya endurecido dibujamos los puntitos negros de los ojos con el rotulador.