RESTAURANTE MEXICANO LOS AZULEJOS

Desde septiembre del 2011 hay un rincón de México en el Gótico de la ciudad condal. Ubicado en la calle Trinidad, Los Azulejos nos transporta a la tierra del chile,  los frijoles y las tortillas.

 La ubicación del restaurante lo hace particular, como bien sabemos las calles del Gótico son estrechas y con poca luz, pero cuando te topas con la entrada de Los Azulejos y entras, descubres un oasis gastronómico. Decorado con muchísimos detalles auténticos del país azteca como jarrones y talaveras traídos de la región de Puebla, y haciendo honor a su nombre, las paredes del local están llenas de azulejos que conforman imágenes de referentes mexicanos, este restaurante es un increíble deleite visual.

 

Tuve la oportunidad de sentarme en una de las cómodas mesas de la planta principal, junto al chef Joel Velazco, un mexicano muy conversador y orgulloso de su patria, en donde se formó en la Escuella Ambrossia en Ciudad de México y en donde también estuvo detrás de los fogones de El Odeón y la Taberna de León compartiendo con la reconocida cocinera Mónica Patiño.

Joel me cuenta que llegó a Barcelona exclusivamente para montar Los Azulejos, y es aquí en donde se explaya:

 

“La carta está conformada por platos vanguardistas con toques de la cocina clásica, nuestra propuesta es auténtica y la idea es acercar a los comensales a México”.

Y efectivamente lo sientes así cuando te paseas por platos como los Tacos de pato al horno con salsa verde y soya, que como el mismo cocinero lo describe, es un platillo que fue concebido en la antigüedad en los lagos de Xochimilco y que posee un toque oriental innovador.

Si nos adentramos en el menú, la tentación de una tostada no se puede pasar por delante, más aún si viene acompañada de camarón y pulpo o también la que viene con el tradicional prehispánico Nopal con pulpo en escabeche. Dos crujientes y jugosas entradas.

La comida mexicana nos lleva a muchos delicias del picoteo y más aún cuando el propio Joel te las sugiere, un Guacamole especial hecho con la receta de la casa o una Gringa de chorizo que no es más que una fantástica tortilla de harina rellena con queso, chorizo y piña.

En sopas, no dejen de probar la de Frijol, que viene aderezada con Chipotle, y sobre ella flotan deliciosas tiritas de tortilla frita y queso fresco. Ya pasando al principal tenemos muchas opciones que el cocinero me sugiere. Un solomillo con salsa de tomate verde, con arroz gratinado con queso Gouda y nopal asado o quizás unas Fajitas de pescado estilo norteño, en donde los protagonistas son el fuerte sabor del epazote, el chile y el bacón.

Para finalizar esta fabulosa comida, es imprescindible tomar de postre la Tarta de Mamey, que esta conformada por un mousse hecho con esta fruta autóctona de México, una base crocante y miel de naranja.

Tal como lo define Joel “la propuesta de Los Azulejos es variada, diferente y auténtica” y realmente sí que lo es. Desde la decoración que te hace viajar a México, pasando por los diferentes grados de picante, una característica auténtica de esta culinaria y culminando en la segunda planta del restaurante en donde se exhiben más de 200 referencias de Tequila.

Y ya que estamos cerrando con la Tequila, vale la pena quedarse para un shoot de este destilado, o probar alguno de sus maravillosos cócteles que van desde las margaritas hasta los mojitos.

 Es increíble encontrar un pedacito de México en Barcelona y más cuando el sonido de los Mariachis de los sábados viene acompañado de una magnífica carta, llena de sabores, picante y tequila.

 

Be first to comment